Intro

Intro

viernes, 21 de octubre de 2011

OCCUPY WAL STREET : THE ESSENCE



4 comentarios:

Carlos Suchowolski dijo...

Lo único que se puede hacer: un arrebato dionisíaco, báquico... en torno a un chamán que eleva una conjura al cielo. Mientras, los sensatos aumentan en prestigio y en dinero a base de cumplir con su trabajo lo mejor posible, respondiendo a lo creen necesario y justo, los empleados de esas estructuras artificiales que "producen" a la cabeza de las cuales están los poderosos.
Un abrazo, Carlos.
PD: vi la película hace tiempo.
PD2: si he colado dos veces el mismo comentario o similar, elimina el que menos te guste.

Dhavar dijo...

A mí lo que me ha gustado es que concuerda con nuestra forma espontánea deser, sobre todo en la vida privada. Si algo es intolerable, dices simplemente, "esto se acabó, no puede seguir en marcha ni un minuto más. Y cuando aparece el listo de turno diciendo, ¿Y qué propones a cambio?, Le dices: Ni puta idea, pero tango claro que esto NO,NO y NO.
Ahora dejan a todo el mundo paralizado en plan: Vaya, no tienes un plan por triplicado y con todos los detalles para reorganizar el mundo entero.
¡No te fastidia!
Y la respuesta es la misma: Chico, ni puta idea pero esto me lo voy a cargar. Y punto. Y luego, ya veremos que va saliendo.

Yo no ví la película, tenía 10 años entonces, y no recuerdo que la hayan vuelto a poner en Tv alguna otra vez. Me dice mi madre que aquí tuvo poco éxito, a pesar de la trouppe de actores célebres que la protagonizaban.

El comentario ha salido sólo una vez.

Abrazo

Carlos Suchowolski dijo...

Sí, te entiendo y me sucede y ha sucedido, a lo que a su vez he contestado (hace poco, además, a una interpretación parcial o apresurada de Hugo, el chico que comentaba la otra vez y que comienza a darse cuenta de algunas cosas por sí sólo: decía no estar de acuerdo conmigo en mi postura de "no hacer"... Bueno, le dije que yo sin duda me negaba (en lo posible) a "hacer" algo que contribuyera (al menos conscientemente) a favorecer la marcha/crecimiento burocrático... lo que no era fácil y menos cuando las papas quemaran ya que en el límite eligiría favorecer a la burocracia "menos mala" en lo inmediato al menos y en lo que me interesaba a mí... aunque eso no tuviera nada que ver (como no tiene) con La Humanidad.

Pero, además, insisto en señalar cómo el mecanismo se manifiesta también en esa película... El que señalé y el que vengo denunciando (no para que cambie sino por comprenderlo) desde long time ago...

Un abrazo y... avisa.
Carlos.

Dhavar dijo...

Carlos:

El punto que señalo es: Si te es indiferente la forma que surja, porque lo único importante es acabar con la existente, para cambiar el "mundo" basta con destruir esa forma presente que se ha hecho intolerable.
Ej: Si quiero cambiar formas al azar en una masa de barro, basta con destruir cualquiera de ellas. Ese único acto produce, a la vez, el surgimiento de otra forma y el cambio de una a otra.
Ej: Si alguien se está llevando secuestrada a mi hija, y para arrebatarla de las garras de los secuestradores tengo que incendiar el salón, destrozar mi coche y derribar las paredes de la cocina lo haré y el "cambio"(mi hija libre de sus secuestradores) se producirá automáticamente, sin importar el estado de devastación subsiguiente de mi casa.
Es decir, en le "límite" de verdad, el último, toca destruir a secas, nada de permitir males menores. Y todo se va acumulando siempre, en todos los seres de este mundo, sociedades incluidas, hacia ese límite llamado muerte que permite el surgimiento de otros seres nuevos y por tanto, el cambio.