Intro

Intro

jueves, 15 de septiembre de 2011

IMPERIUM LIBERTATIS


La primera de todas las libertades es la libertad de esclavizar y someter a los demás.

Es la libertad del "aristos" - que significa poderoso, no mejor - , centro y corazón de las doctrinas del "laissez fare", que son tan antiguas como la ciudad de Caín.

Esa libertad de Calicles, del señor feudal, del cacique local, del financiero internacional, tiene su bloque de resistencia en la segunda libertad, la libertad de no ser esclavizado y llevar adelante la propia vida y el propio espíritu creador bajo la Justicia, entendida como "isonomía" universal, opuesta por tanto a la norma de Justicia fundamental del "aristos", a saber, que es Justo que el fuerte someta al débil a sus deseos y viva de él. (Devorando su cuerpo en primer lugar)

Esta segunda libertad es la sentida naturalmente, desde siempre, por el campesino propietario de sus tierras, - el kulak- , el pequeño artesano, el comerciante independiente o el profesional liberal. En una palabra, el verdadero Tercer Estado, la Clase Media.

Y, ahora como en Babilonia, la clave del éxito entre la propia clase media de dichas doctrinas del "laissez fare", radica en el juego de manos consistente en presentar a dicho "bloque de resistencia" la libertad segunda como el gran objetivo y resultado de las mismas, cuando lo que se persigue, hoy como hace mil años, es la libertad primera del esclavizador, para la articulación del orden "natural y eterno" de la sociedad a imagen del de la naturaleza: La sociedad de los depredadores o la de los Amos y los Siervos.

Dicha sociedad constituye el verdadero Orden Político permanente de la humanidad, i.e., La Aristocracia (de la tierra, de las armas, del dinero, de los cuerpos).



7 comentarios:

Clandestino dijo...

Claro. Conciso. Inapelable.

Solo que me jode no poder disentir, que es lo mío.

Pero te robo la foto y te enlazo en mi próxima entrada.

Saludos

Dhavar dijo...

Clandestino:

A mí también me fastidia. Esto de tener que hacer de adultos lo contrario que de niños - desaprender las palabras, mirar directamente- es siempre pesado, aunque da cierta satisfacción de no ser más engañado.

La foto es bárbara, la vi por casualidad. Se trata de un artista alemán de los años 30.
Aquí te dejo el link sobre él:

http://www.elefantesdepapel.com/fotomontajes

Germánico dijo...

Dhavar, está fenomenalmente escrito y es absolutamente convincente. Quien lo ha clavado has sido tú.

Hobbes, al que conoces, comenzaba su ensayo sobre el Leviatán sugiriendo que todos tenemos derecho a todo. De ahí la famosa lucha del todos contra todos que surge por los recursos, que a fin de cuentas se hacen tanto más escasos cuanto más ambicionamos, y nuestra naturaleza jerárquica y egocéntrica nos mueve a ello. Dicho de otra forma, y tomando una frase de Smith transformada: Smith sugería que nos preocupa más el leve dolor del dedo meñique de uno de nuestros pies (o, extendámoslo, del de nuestros hijos) que la muerte de miles de tipos al otro lado del mundo. Yo lo reafirmo, cambiándolo del siguiente modo: nos preocupa más estar bien resguardados, ociosos, con abundancia de alimentos y divertimentos en compañía de los nuestros que los dramas masivos de guerras y hambrunas en cualquier otro lugar del mundo.

De boquilla, naturalmente, muchos afirman lo contrario. Pero en esto, como en otras muchas cosas, quien tiene boca se equivoca, y la razón contradice a los instintos más profundos.

No se trata de establecer una dicotomía y dialéctica cuasimarxista de dominadores y dominados, pero no hay duda de que los hay más predispuestos a luchar por el poder y a hacer uso de artimañas maquiavélicas, y los hay que preferirían vivir tranquilos. Luego hay un tipo curioso, el héroe de la justicia, que se enfrenta a los chuloputas para defender a los débiles.

En nuestra sociedad sin embargo, y dadas nuestras habilidades cognitivas y sociales para el engaño y la simulación y la complejidad del entramado social y político,son muchas veces los que se presentan como los defensores de los oprimidos (demagogos) los mayores opresores. De ahí que el liberalismo sea un excelente contrapeso para estos nuevos amantes de poder disfrazados de benefactores de la humanidad llamados socialistas.



El problem

Dhavar dijo...

Germánico:

Socialismo y liberalismo son sistemas espejos que, en lo concerniente a sus versiones contemporáneas son sólo dos caminos que las élites han tomado en diferentes momentos.Cuando estudias a los protagonistas, sus relaciones y sus adscripciones sociales lo ves perfectamente:Ej. Bernard Mandeville, los Hellfire Clubs, la toma de la corona británica por el partido veneciano con la fundación del Banco de Inglaterra, etc.
Por el otro lado, la crisis de los Fabianos o la sistemática financiación de Lenin , Stalin, Hitler y Mao por Wall Street, como ha demostrado exhaustivamente la monumental obra del historiador británico Anthony Hutton.
En el socialismo se organiza un mercado cautivo por la violencia pura, a la manera de la toma en esclavitud y tributo de pueblos del sistema antiguo. Y surge el viejo problema de alimentar a los esclavos de los que obtienes tus recursos.
En el liberalismo, acabas obteniendo el mismo mercado cautivo a través de la dominación monetaria básica y no tienes que alimentar a tus esclavos.
Y llega un punto que empiezas a no necesitarlos como compradores,y cada vez menos como operarios, como expone magistralmente el célebre "Plutonomy Report" de City Bank de 2005 a sus mejores clientes que fue filtrado posteriormente.
Y entonces comienzan las presiones relativas al óptimo poblacional - Agenda 21, etc.
Por azares de la vida, conozco a esta gente.Te aseguro que ésa es su visión y son perfectamente conscientes del valor supremo que tiene para ellos difundir sus doctrinas entre "el pueblo". De ahí los Thin Tanks, control de Universidades o accionariado sistemático de control de los Bancos de los grandes grupos de comunicación.
Quere ser libre en una sociedad justa ¿Quién diablos no lo quiere?
Pero, para se libre, lo primero que hay que hacer es no ser esclavo, es decir, POBRE.
El liberalismo no tiene nada que ver con ese sentimiento fundamental.Es una de las doctrinas de dominio propugnadas por las élites. Y es tan antigua como la civilización.Ej.Los sofistas griegos, financiados masivamente por los "trapezitae" - banqueros griegos- dependientes de los templos como Delphi, etc., a su vez suscursales de los Templos Babilonios.

Dhavar dijo...

Germánico:

Por si te interesa, la mejor obra que conozco relativa a las causas de la desintegración del mundo antiguo en las guerras de dominación monetaria- cuya conciencia agudísima en ese mundo se perdió, como tantas cosas, en el colapso conceptual del feudalismo- es la de David Astle, "The Babilonian Woe".
Aquí tiens un pequeño extracto:
http://dhavar.blogspot.com/2011/07/ordo-mundi.html

Javier Moreno dijo...

De la dominación monetaria podrías tener una amena charla con Rallo, que de eso entiende bastante.

Es un problema complejo el del dinero, y más en la medida en que no es un bien como otro cualquiera, sino que su cantidad es controlada por un conjunto de instituciones público-privadas que, aunque en teoría tratan de ajustar la cantidad de dinero a la demanda del mismo, al crear dinero fiduciario crean una ficción que desemboca en desfases entre la economía real y la monetaria, cuyas consecuencias son pelotazos y crisis.

Pero en tu planteamiento veo un poco de conspiracionismo. Es el único pero que te pondría. Y te vuelvo a repetir lo de la dicotomía y la dialéctica marxistas subyacentes, que considero no tienen relación con nuestra realidad, porque esta es mucho más compleja. Prefiero pensar que los que controlan el cotarro simplemente no lo controlan tanto y no saben lo que hacer.

Gilipollas inflados de corbata los habrá, y que se crean los putos amos, pero su poder es tan efímero como sus ideas, y ellos pueden llevar el timón de una barcucha, pero están expuestos a las olas del mar.

En cuanto a la comparación de liberalismo y comunismo me parece un poco brutal. Se deduce a partir del planteamiento que creo erróneo de élites y pobres diablos. Recuerda que el comunismo mató a cien millones de personas, aproximadamente.

Dhavar dijo...

Javier:

Faraón fue todopoderoso en su sociedad, sin embargo sucumbió al fin.
Con una distribución aprox.población /riqueza de 1/60 -me da igual si la bajas a 1/55 o 1/45, sigue siendo una monstruosidad- tenemos a Faraón.Y faraón y sus amigos hacen lo que sea y se conciertan de mil maneras para seguir siéndolo.Pero, como Faraón, pueden sucumbir y errar, vaya obviedad.Pero no por eso dejan de ser una monarquía absoluta
La fuente de su poder: El privilegio de emisión monetaria.
Es sencillo en realidad.
Y la pregunta: Cómo ese grupo se apropió del Bién común social por excelencia? Requiere una respuesta histórica.
Se les debe seguir permitiendo?
El que diga que sí, que luego no se queje DE NADA.
Las raíces de Castor y Pollux (laissez fare y Comunismo) son estrictamente comunes: En los fundamentos sobre el hombre y la comunidad, en para quién son los beneficios de esas doctrinas, de dónde salieron, quienes las impulsaron, etc.
Pero, igual que a las masas occidentales del sXX les vendieron los comunistas la burra de que "el objetivo es la sociedad igual y sin pobres" (evidentísima mentira, el objetivo era otro y para otros),los del laissez fare vendieron la burra de que el objetivo era "una sociedad donde todos podían comerciar librmente, prósperos y felices hasta que la ola de superabundancia barriera los últimos restos.
Por cierto, al fondo de la Escatología de ambos estaba la oposición frontal al Gobierno nacional, su "desaparición total o casi total en la sociedad perfecta que sobrevendrá.
En eso compartían actitud con el "liberalismo antiguo y de todas las épocas.
Son dos técnicas espejo al servicio de la constitución de oligarquías, cada una con su "cebo" particular.