Intro

Intro

lunes, 19 de abril de 2010

AQUELARRE EN LA UNIVERSIDAD. Starring: "Garzón Clac Brothers"


"El odio a la Ley, al Derecho legalmente determinado, es el "shiboleth" por el que se revelan y dan a conocer de modo indudable el fanatismo y la hipocresía de las buenas intenciones, cualquiera sea el ropaje que vistan".


Georg W.F. Hegel
Fundamentos de la Filosofía del Derecho.
Ediciones Siglo Veinte. pág 228

8 comentarios:

Clandestino dijo...

La convivencia pacífica, culta y cívica de toda sociedad se sostiene asumiendo con cierto rigor, el respeto al derecho ajeno. Algo solo posible cuando se asume colectivamente y se instrumenta con un estado de derecho basado en la justicia social.

Cuando una sociedad se desinstrumenta con un régimen arbitrario basado en un estado social, el respeto y el derecho son los obstáculos a vencer, muy lejos de fomentarlos y consagrarlos.

Sobradamente es conocido que el estado social son las dos 'estampitas' que ilustran las portadas del gran fajo de recortes que componen el gigantesco todocomocho relativista, donde la justicia y el derecho son términos interpretables, discutidos y discutibles, hasta reducirlos a una mera 'opinión' o intrés, a tal punto que son los 'migueletes' los perseguidos por los bandidos, ahora enjaezados con los aparellajes de mandar, legislar y ajusticiar, desde el estado.

Esto convierte a la ley en arma de doble filo, tan útil para garantizar el derecho como para asesinarlo, dependiendo de quién la haga y cuales sean los intereses que la inspire.

Milenios de milenios desperdiciados. No existen fundamentos ni filosofías para el derecho. Como hace millones de años, simplemente o renuncias a él o rebanas pescuezos para defederlos, ahora además con el agravante de la ley que ejerciendo en su versión criminal, prohibe el derecho a defender el derecho.

Barbarismo 1 - Civilización 0

El barbarismo no se contiene ni limita en el respeto al derecho ajeno. La civilización se autorestringe en ese respeto. ¿Se puede vencer al barbarismo civilizadamente, cuando cohabita pero no comparte espacios y recursos?

He ahí el gran dilema de la civilización. O renuncia al derecho que defiende, o renuncia a ser civilizada par defender el derecho a serlo.

Un abrazo.

Dhavar dijo...

Clandestino:

A tu pregunta "¿Se puede vencer al barbarismo civilizadamente, cuando cohabita pero no comparte espacios y recursos? ", la respuesta es un rotundo NO.
El barbarismo es una declaración de guerra, y sólo mediante la "vis"-la otra cara del derecho-, se le puede vencer para restaurarlo.

Abrazo

Carlos Suchowolski dijo...

Así es. Me sumo a la respuesta que compartimos con Tucídides... aunque no podamos sino soñar con ganar una partida como esa ni siquiera iniciarla (además, je... lo mismo no nos podríamos de acuerdo en la dirección, los pasos, los grados, etc.) En cuanto a Hegel... es increíble que se haya alzado contra las buenas intenciones (lo que alabo) a la vez que "inventando" la diaéctica.
Saludos de otro miserable súbdito.

Carlos Suchowolski dijo...

Hum, no sé cómo caí en lo que caemos todos: Hegel tenía sus propias "buenas intenciones" y las valoraba. Y, claro, creía que La Ley era estaba por encima de todos los hombres... Pero ya lo dijo Hobbes: lo que está encima es "El Soberano"... Lo que no quita que la hipocresía a veces se vea pillada por sus propias mentiras y podamos aferrarnos a ellas contra El Sob... digo, El Hipócrita.

Dhavar dijo...

Lo cierto es que el puro "kratein" nunca sirve para consolidar un poder.Por eso, un puro acto mafioso de apoderamiento de un pueblo - no sé, del far west, por ejemplo -, acaba siendo rechazado a menos que logre fundar alguna clase de aceptación-legitimidad.Entonces es ya "potestas", y por tanto sus actos de fuerza socialmente consentidos son el ius, el derecho.
Yerran mucho los teóricos de la violencia pura como fundamento del estado.

Carlos Suchowolski dijo...

Sin duda: no basta la violencia (en realidad, el intento), hace falta el mito y el hambre de mito... Pero cuando ya está instituido "todo" la tndencia es a la conservación (esto al margen de que "dentro" se produzcan tensiones y golpes de mano...)
De todas maneras (por si acaso) el de Tucídides tampoco supuso ni supone "sólo violencia" para su definición del "movimiento".
Saludos.

Clandestino dijo...

"El barbarismo es una declaración de guerra".

Declarar la guerra es civilizado. Casi honorable.

El barbarismo es la práctica directa de la violencia. Física, patrimonial, jurídica, moral...

Cuando el barbarismo se apodera del poder y de la ley y la hacen suya ¿Como se delimita jurídicamente el derecho a legítima defensa, contra el barbarismo, cuando la ley es el barbarismo? ¿Cuando la ley considera bárbaros a los violados?

Probablemente llegados a este punto el civismo ya solo sea una pura anécdota o una utopía inalcanzable para los vejados y sometidos. Entonces ya da igual ser que no ser. Entonces vivir pasa por estar dispuesto a morir cada minuto de cada día. Entonces ya o se es bárbaro o se es cadáver.

Entonces volvemos a empezar...

Clandestino dijo...

"Yerran mucho los teóricos de la violencia pura como fundamento del estado."

Es dificil entender la violencia como fundamento de algo o para algo, más allá de la legítima defensa, y discutible en determinados deportes. Mucho menos como fundamento del estado, por ser este concebido como ente netamente servil.

El estado está autorizado y legitimado para el empleo de la fuerza, nunca de la violencia, y solo como última opción para garantizar el derecho a los dueños del estado, pudiendo ejercerla solo sobre los que lo perturban.

Cualquier otra forma de uso o fin, es espuria.