Intro

Intro

miércoles, 30 de enero de 2008

Transparencia, vitriolo y verbo


El Desencanto.1976



5 comentarios:

Ignacio dijo...

Es muy certero; el desencanto es la desazón de la familia, y al pobre lo machacaron, poniendo eso si todos cara de buenos.

Dhavar y punto dijo...

Sí, y la moda de machacarle no ha desaparecido. El otro día, sin ir más lejos, Sánchez Dragó, que oficiaba de maestro frente a un rendido Montero Glez, cuando éste citó el malditismo y a L.M.Panero,le faltaron segundos a Sánchez Dragó para despacharlo como poeta, de esos que utilizan el malditismo a falta de otra cosa.
Tiene huevos acusar de pose de maldito para destacar a quién se ha pasado casi toda su vida internado en manicomios, y es - desde luego lo es para mí, que le leo desde los 14 años,- uno de los pocos poetas reales que ha dado nuestra literatura, tan hinchada de pseudo poetas.
Y encima por Sánchez Dragó "il literati di tuti le literati".

Mary White dijo...

Sánchez Dragó??? Ese que en su blog cuenta las cinco veces que ha llevado a abortar a una novia?? Ya hay que ser exhibicionista...
http://www.sanchezdrago.com/blog/?p=56
¿Ese que va por la vida de rompe-corazones cercano a, si no ya en, los 70?
Vaya tela,lo que hay que oír...

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Y qué demonios le pasa en la piel? Da toda la impresión de que, o bien desciende de un lagarto, o el régimen de vida a la oriental es malísimo para el cutis.

Mary White dijo...

Dhavar, yo que he estado a la verita suya, creo que es de vejez... ronda los setenta, el chavalín.