Intro

Intro

sábado, 19 de enero de 2008

ISAIAS 45-7: EL VERSÍCULO SÓLO


“Que formo la luz y crío las tinieblas,

que hago la paz y crío el mal.

Yo Jehová que hago todo esto.”

(reina-Valera antigua)



“yo quien he fabricado luz y hecho tinieblas;

quien hace paz y crea males;

yo el Señor Dios, quien hace todo esto.”

(Septuaginta o de Los Setenta)



“Ego Dominus, et non est alter,

formans lucem et creans tenebras,

faciens pacem et creans malum:

ego Dominus faciens omnia haec.”

(neo Vulgata)



¿Cómo es posible que este versículo haya pasado desapercibido en tantos siglos de historia?

Nota bene:

a) Se encuentra dentro del Canon de Libros Sagrados de la tradición Judaica y Cristiana.

b) En él de forma inequívoca Dios, hablando en primera persona declara ser el creador del mal, tanto como del bien.

Dios declara, por tanto, que no hay un Dios del Mal y otro del Bien, como en el maniqueísmo y afines.

Tampoco dice ser el summun bonum, El Bien y origen sólo del Bien, dejando la "quaestio" del origen del mal al sudor de los atribulados teólogos, con sus sutilísimas distinciones acerca del mal como ausencia de bien y originado en la libertad de las criaturas, de Lucifer para abajo.

No. Declara sin ambages que Él y no otro es el origen del mal: "creans malum".

Este versículo sólo hace vanos dos milenios de reflexión teológica y filosófica, y se enfrenta a todo el pensamiento cristiano tradicional, desde dentro de su propio "corpus".

Qué gran silencio.


39 comentarios:

Mary White dijo...

Sí señor, me reconforta... ahora bien, a Dios se le olvidó definir bien y mal. (Lo del bien como la ausencia de mal y esas cosas es como de broma).

Harto dijo...

Es que Dios te hizo libre. Tú elegirás el bien y el mal. No se carga nada. Reafirma todo. El bien y el mal están ahí. Tú eres el que en tu libertad elegirás.

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

En esta posición no hace falta definir bien y mal.Sólo cuando se parte de Dios como sólo bien, entonces hay que acudir a las acrobacias para tratar de encontrar un origen al mal.Obviamente, la teología de la ausencia de bien colapsa rápidamente al someterse a análisis.
El intento de Leibnitz - el mejor de los mundos posibles es cualquiera que se de-, aunque más sutil, no convence a nadie, empezando por el autor.

Dhavar y punto dijo...

Harto:

La cuestión que se plantea es previa.Dios se declara creador del mal - creans malum-.Ese es el punto fuerte, el que obliga a repensar muchas cosas.La libertad de las criaturas, y su papel en la creación del mal, no entran aquí en juego.Es más, son excluidas expresamente.Yo, Dios, soy el que hago todo esto.

Mary White dijo...

Gracias a los dos,pero no lo decía por mi, sino por los "especialistas" en enjuiciar los actos de los demás, esos que te mandan al infierno o al cielo,y esas cosas...
Harto, es mentira que uno siempre elige el bien y el mal.

Mary White dijo...

Dhavar,es eso, que Dios es el que crea el mal, lo que me parece que daría mucho trabajo a quienes necesitan definir el mal para condenar y salvar. Me encantaría ver cómo se las ingenian...

El Cerrajero dijo...

Bien y Mal son exactamente lo mismo.

Depende del punto de vista del observador.

Dhavar y punto dijo...

Cerrajero:

Esa tesis destruye cualquier concepto, anula la razón entera.Si de todo A y B se dice que son exactamente lo mismo pero que se crea una pseudo división según el arbitrio - fundado en la pura voluntad, ya que la razón se dice que anula cualquier distinción,- el mundo entero desaparece, y el lenguaje queda reducido a gruñido o a falso lenguaje.Se acaba proponiendo el irracionalismo puro de Humpty Dumpty, que es, precisamente,el supuesto ideal de todo totalitarismo.La razón no existe, sus distinciones son falsas, lo que importa es quién manda, en el sentido de quién es más fuerte.

Mary White dijo...

Cerrajero, claro que existe el Bien y el Mal. Creo que además de ser animales sociales (o hiper sociales) somos animales morales. Otra cosa es que esa moral sea revelada por un Dios o un dios o cien dioses o no sea revelada desde las alturas. Y también es diferente que esa moral se vea afectada (como todo lo que es humano) por la cultura, tradición y demás. Aquí la combinación de genética y cultura son cruciales.
Tampoco me parece que deba elevarse (o rebajarse) a la categoría de ley.

Anónimo dijo...

"La razón no existe, sus distinciones son falsas, lo que importa es quién manda, en el sentido de quién es más fuerte."

Ese aserto es tan cierto como el versículo. Si Bien o Mal no se pueden definir ¿para qué esa Razón anquilosada? O los conceptos nacen de la persuasión más o menos violenta o reconoce la inspiración divina.

Dhavar y punto dijo...

Anónimo:

Yo no sostengo esa tesis.Todo lo contrario.Pretendo señalar que la especie de nihilismo nominalista que plantea destruye todo el pensamiento y todo el lenguaje.
Además esa no es la cuestión que plantea el versículo, ni se la puede eludir con juegos nominalistas - que son aplicables a todo, desde la cocina a la política, pasando por las reglas de circulación y la física.
No.
El desafío de dicho versículo es que está frontalmente en contra de la gran tradición cristiana acerca de Dios, cuya idea principal es que Dios es el Bien, el sumo bien, y admitir que el mal es cosa suya es la blasfemia, precisamente.
Y no sólo de la Tradición cristiana, sino también de la Platónica, Gnóstica, etc.
Sí se encuentra equivalente en la Trimurti del hinduismo y , con matices, en ciertas formas del Budismo Zen y en el Taoísmo más puro o filosófico.
Por otra parte, este Dios de Isaías "encaja" muy bien con la tan comentada a-moralidad del Jehová Bíblico (El Libro de Job, por ejemplo).
Y encaja con el Ego sum qui sum, ya que El SER sí incluye El Mal en su concepto, pero no El Bien.
En definitiva, este versículo crea un "espacio" hermeneútico que mueve todo el corpus cristiano. Pasamos de clave de Do a Clave de Fa.
Y con él mil detalles del desarrollo de dicho canon , de su civilización, cosmología, etc.
Y es para cerse de espaldas que esté en uno de los libros canónicos y que jamás se haya reparado en él dentro de la filosofía que, a partir de dicho canon o revelación, construye su visión del mundo, que hemos heredado.
La "eterna lucha del Bien y el Mal" deb replantearse, pues tiene lugar en el seno mismo de la divinidad, si es que de pura lucha se trata, ya que existe un término mediador:El Ser.

Gregorio Luri dijo...

Dhavar: Después de un día magnífico, de esos en los que se hace difícil pensar en el mal, me encuentro con tu comentario.
Sí efectivamente, Dios no es solamente el "Dator formarum" de Avicena, es también el creador de la materia, porque es el garante de la individuación, sin la cual, mi alma no sería mía.
Y aquí todo se nos complica.
1) Tan difícil es explicar el mal si Dios existe como explicar el bien si no existe.
2) Si Dios existe, existe el bien y el mal. Pero no hay manera de explicar la presencia del mal de manera convincente, sea la que sea la teodicea. Y aquí no se trata sólo del Terremoto de Lisboa, sino de algo mucho peor, que Camus señaló perfectamente en La Peste: El sufrimiento del inocente. Al niño que viene al mundo con una enfermedad dolorosa e incurable no se le puede compensar su dolor gratuito ni con una eternidad de eternidades de felicidad. copmpens.
3) El recurso agustiniano-plotiniano de ver el mal como ausencia de Bien es un recurso cínico. Es como decirle a un calvo que no es calvo, sino que tiene ausencia de pelo.
4) Pero cuantas más vueltas le damos al asunto más evidente se hace que para poder hablar de Bien y Mal ha de haber un criterio objetivo de medida de lo uno y lo otro. Y, como diría Santo Tomas: "et hoc dicimus deum".

Dhavar y punto dijo...

GLuri:

Lamento estropearle el día, y le agradezco su repuesta a mi invitación.
Estoy de acuerdo con sus reflexiones.
Pero lo que me tiene completamente maravillado de este versículo es su excentricidad radical a la Tradición resultante de los textos en los que se incluye.
Ver al Dios - aunque sea veterotestamentario- declarandose creador del mal, a pelo, y además enfáticamente, repitiendo la idea dos veces y cerrando, para que no haya dudas con ese "Ego dominus faciens omnia haec" para despejar cualquier duda es más que notable.
Y su omisión también es notable.
Es como un pequeño virus.exe interpolado en el sistema operativo de nuestra tradición, aguardando a que alguien lo ejecute.
Y, precisamente, desde esa asunción radical, muchos callejones- también de Platón y el Gonsticismo, quedan despejados de golpe.

Mary White dijo...

No puedo evitar contar esto,al hilo del comentario de don Gregorio, es personal,pero me persigue desde entonces. Mi hijo mayor estuvo muy muy enfermo con 20 días, tenían que hacerle punciones en la médula. Estuvo casi un mes en peligro de muerte. A la pregunta (esa estúpida pregunta que inevitablemente una se hace en estos casos) "¿cómo Dios permite que un bebé sufra así?" el cura del hospital me respondió "Dios nos ama y quiere nuestro Bien ¿cómo sabes que ese sufrimiento no es lo mejor para tu hijo?" No ha sido la única vez que oigo esos argumentos en boca de curas y ante situaciones de ese tipo. Me reconozco absolutamente perdida en este terreno (además de ignorante).
Y, sinceramente, me he acostumbrado a vivir con preguntas sin responder, como quien se acostumbra a vivir con astillas entre las uñas de los pies...
Me limito a afrontar esas situaciones y sobrevivir.

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Confesión por confesión, yo también he vivido situaciones semejantes - y aún no se ha acabado.(Mi hijo mayor, tumor cerebral).
Entonces te sumerges, pero no en la forma del dios bueno, ni del malo,abrazas lo real hasta ver que, con todo su horror, te es más afín de lo que pensabas.Lo real, lo divino, una nada desconocida.Pero el amor de piedra que experimentas y ves es real,es lo real.
A mí, al revés que tanta gente, me parece que los astros, los animales y los dioses son detestables.Y que nosotros somos lo único que merece la pena en este universo, con toda nuestra locura, siempre luchando en la oscuridad, hermosos y magníficos al fin y al cabo.Por eso estoy con Isaías, que piensa un dios que encaja con lo real como es, y nos reconcilia con nosotros.Pues, como buena liberal, ya sabes que el mayor enemigo de la libertad es el bien.

Gwen dijo...

:)

Mary White dijo...

Me reconozco en varias cosas de las que dices, ciertamente. En otras no tanto, mi idea del ser humano no es tan positiva. Totalmente en tu adhesión a Isaías.

Caco dijo...

Yo tengo mi opinión... Creo que cuando se crea algo como lo que sugieres, al mismo tiempo se crea automáticamente su contrario. No hace falta crear el mal, será la antítesis del bién.
Cada día me sorprendes más... Bor es un gran chico, tienes suerte.

Dhavar y punto dijo...

Caco:

En efecto, todos los opuestos son, entre sí,condición necesaria de existencia.Si se quita uno, se extingue el otro.Si se pone uno, se pone necesariamente el otro.POr tanto, el acto creador de uno es, ncesariamente, acto creador del otro.

Gracias.Bor -ahora Little Screamo- es un gran tipo, y se ha ganado a pulso toda mi admiración y respeto.

Mary White dijo...

Ya, pero a mi no me aclaráis mucho (lo siento, es que soy bastante burra cuando me pongo). Los opuestos son condición necesaria de existencia cuando hablamos de un atributo (bueno/malo, bonito/feo...)(una flor no tiene opuesto). Pero lo malo y lo bueno se definen con qué criterio? Es malo lo que te impide la existencia a ti como individuo? (y entonces es subjetivo), ¿cuando impide la perpetuación de la especie? (y entonces puede darse que el bien de la especie sea el mal individual)¿o qué?
Y si no ¿quién ha escondido el libro de instrucciones?

Gregorio Luri dijo...

¿Los opuestos?
¿Se puede hablar de "opuestos" sin un criterio objetivo de medida?
Si existe ese criterio, a eso es a lo que llamamos Dios.
Si no existe, tendremos que preguntarnos a qué obedece la necesidad de lógica.
Estoy leyendo apasionadamente a Franz Rosenweig. "La estrella de la redención", su obra magna, comienza así: "Por la muerte, por el miedo a la muerte empieza el conocimiento del Todo. De derribar la angustia de lo terrenal, de quitarle a la muerte su aguijón venenoso y su aliento de pestilencia al Hades, se jacta la filosofía".
Y lo que yo me pregunto es si la filosofía es el placebo de los hombres que no tenemos suficiente con la poesía.

Mary White dijo...

Si Dios es como llamamos a ese criterio, lógicamente es creador del bien y del mal.

Don Gregorio, ya que sacas lo de la poesía, y saliéndome del tema (con permiso del dueño de la casa), según Álvaro Delgado Gal la poesía no es accesible a todo el mundo. Requiere un conocimiento previo del entorno, teoría poética, etc. del autor que cualquier mortal que se cree que por coger un libro de poesía y leer los versos ya "lee poesía" es un iluso. ¿Tu crees que es cierto? Y lo lanzo al que quiera contestar.
Si fuera así, efectivamente, la filosofía es el placebo...
Y ya retorciendo el colmillo un poco más... ¿y la religión es el placebo de los que ni poesía ni filosofía?

Gregorio Luri dijo...

Bueno... yo no santificaría ni tan siquiera al mismísimo Álvaro Delgado Gal.
Con la poesía pasa como con la gastronomía... que no solo de comida de reclinatorio vive el hombre. Yo pecador me confieso a Dios: me gustan los huevos fritos (frescos) con chistorra de Vera de Bidasoa. Y las morcillas dulces de Calahorra. Nada postmoferno, ya ven ustedes.
Yo tampoco daría por supuesto que haya una gran diferencia entre cristianismo y poesía o entre islamismo/judaísmo y política.
Lo cual nos lleva a la cuestión de si es posible la política sin mitos fundadores de la polis, es decir... sin poesía.

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Creo que confundes concepto y juicio.
El hecho de que la lista de cosas a las que se pueda considerar bellas o feas- sea variable, dudoso,etc-no pone en duda de ningún modo la existencia del concepto de belleza.
La socorrida frase "ya no sé qué está bien ni qué está mal" implica impotencia del juicio, de la vinculación entre un concepto y una experienci o hecho cualquiera, no disolución del concepto, que permanece impávido ante esa situación.Es más, sólo entanto que existe genera el dilema para el juicio.

Como exhaustiavemente ha demostrado Jung - para los todavía dudosos-, ni conceptos ni palabras son algo de lo que podamos disponer, ni crear.
No podemos crear ni darnos nada que no tengamos ya.
a todos los efectos, pensamiento-conceptos- y lenguaje nos son un "datum"

Mary White dijo...

Yo tampoco soy muy dada a santificar a nadie, es más me sonó muy pedante, pero mientras hablaba él miraba a los ojos a un catedrático igualmente pedante, y a mi, como mosca cojonera, me resultó muy divertido. Eso es lo bueno de partir de la ignorancia propia, no te ofende que te digan que no tienes ni idea.

Yo siempre pensé que la poesía es una manera de mirar la vida. Y me doy cuenta de lo cursilón que puede sonar eso, pero lo digo en serio. Me cuesta mucho explicar qué quiero decir con esa frase.

Mary White dijo...

Dhavar, a lo mejor lo he confundido, pero creo que no he dicho que no sé qué está bien o mal... lo que buscaba es una definición. (Por pedir que no quede).

Dhavar y punto dijo...

G Luri:

El criterio de los opuestos, es efectivamente, la muerte. No dios sino la muerte, la más "objetivo-subjetiva" de las experiencias.

Es decir:
A NOA (B) : El hiato entre A y B es la negación-necare.Ergo, la destrucción.
Pero, claro está, no basta con la muerte. B es creada por la muerte de A.
No hay creatio ex nihilo o toda creación se da a partir de la destrucción de otra cosa. Por eso la divinidad es asesina desde el origen, pero está reconciliada en la misma medida en que, por ser asesina, es creadora o dadora de vida.
La referencia completa, obviamente, es la Trimurti indú, ahora traducida:
Creación=destrucción transformadora.
Destrucción= Transformación creadora.(o creación transformadora)
Transformación=creación destructura o destrucción creadora.
Etc.
Y, obviamente, toda destrucción no tiene otro contenido que El Mal. Toda creación no tiene otro contenido que El Bien.
Y toda Mutación o transformación no tiene otro contenido que El SER.

Todo esto es anterior a cualquier jueguecito entre el Sujeto y el Objeto, entre Palabra y Pensamiento, Poesíay Religión, etc.
Es la batalla en los cielos.
Sobre el papel, sólo la letra A.Enseguida surge NO A, y luego SIA... y empieza la danza.
Repito.Sobran los juegos con la subjetividad porque aquí, como es obvio, ni siquiera se han determinado todavía.
Por eso tiene razón la Serpiente - y Yahveh lo reconoce paladinamente- cuando cifra la "visio dei" en comer el fruto del arbol del bien y el Mal.
Que es, de modo expreso, toda la enseñanza de los maestros del Zen y del TAO.

Mary White y GLuri:

Respecto a la poesía... necesito más espacio.Haré una entrada algún día si tengo ánimo y audacia-arrogancia, diría yo- bastante.

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Espero haber contestado a tu anterior pregunta sobre la definición del mal con mi anterior comentario.
Un definición es un llegar al límite, y así ver dónde acaba o quién asesina al definido para nacer.
Como he puesto antes Mal es Destrucción.

Mary White dijo...

Sí, Dhavar... muchas gracias. Te tomo la palabra y espero ese post sobre poesía para cuando te apetezca.

Lo malo de estas cosas es que es un pozo sin fondo, esa definición de Mal, que "encaja en mi cabeza" me parece muy diferente a la de ser malo o hacer el mal, que se suele asociar a hacer daño. Pero eso es distinto, hay culpable y culpa (en nuestra sociedad).

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Eso ya es la oscuridad nuestra de cada día.

Caco dijo...

Dhavar: El mal es destrucción? Y si es una destrucción para mejorar?
Y dices que toda creación no tiene más contenido que el bien... Y si es una creación perversa? Un nazismo depurador de, según ellos, inferiores?

¡ Qué nivel de entrada !. Por un momento me he sentido como una modelo en un coloquio sobre astrofísica...

Dhavar y punto dijo...

Caco:

Caco, Caco, no me hagas esos trucos...

Mary White dijo...

Dhavar, un compañero teólogo me da esta interpretación:

Mary,no hay texto sin contexto. Si sólo hubieras mirado el comienzo del capítulo: "Así dice el Señor a su ungido, CIRO, a quien lleva de la mano...". El texto es del II Isaias (hay 3 libros dentro de lo que conocemos como profeta Isaias). Qué curioso que el II Isaias sea precisamente el "Libro de la Consolación", porque Ciro ha sido quien ha liberado a Israel del cautiverio de Babilonia. Por eso se interpreta que Dios, que permitió dicho cautiverio, sea "creador de las tinieblas" dice mi traducción. Si hay algo claro en la teología semítica y cristiana (desconozco la musulmana) es una oposición frontal al dualismo. Sólo hay un Dios-creador de todo... y Gen repetirá TODAS las veces tras cada creación, que "vio Dios que todo era BUENO" y que el mal entró en el mundo por la envidia del demonio...
to be continued... pero nunca leas un verso aislado. Al menos los anteriores y siguientes (hay un Salmo que dice literalmente que "Dios no existe"...y el siguiente verso es "dice el necio para sí"...).

O sea, que mañana desayuno con Isaías.

Dhavar y punto dijo...

Mary White:

Para tu teólogo:
a)Precisamente porque sé de la univocidad de Dios en dicha Tradición-tradición remarcadamente distinta de "texto"- me llama la atención este versículo.

b)Hacer una hermeneútica de la Biblia como la de tu teólogo...o TODA la biblia es literal, estrictamente ceñida al contexto minutísimo de la anécdota histórica judaica de la que se trate, o Toda es según el sentido Universal, o alegórico, etc.Ir alternando criterios según convenga es algo que tengo muy visto, y no cuela frent a nadie mínimamente formado.La grey es otra cosa.

Si, por ejemplo, haces la hermeneútica que propone este buen señor, el Mesías-jesús desparece del antiguo testamento, como muy bien señalan los judíos.

Xavier Zubiri,nada sospechoso de heterodoxia, dice en su " El Problema Filosófico de la Historia de Las religiones" a propósito de este versículo:
"Frente al dualismo iranio, lo que acepta Israel es justamente esta complicación-que no va a ser pequeña-dentro de su idea de Dios:Dios es también autor de las tinieblas y no solamente de la luz". (pág 225.Ed. de Alianza Editorial.1993)

Mary White dijo...

Me parece que me va a pagar el café. Gracias.

Little screamo dijo...

¿Que puedo decir? Gracias por vuestro apoyo, Dhavar y Caco. Me ayudasteis como los mejores. Y caco, a ver si me vienes a ver en la siguiente.

Un abrazo de Borja-Littlescreamo-

Ignacio dijo...

No quiero entrar a este debate pero os dais cuenta de que el hecho de plantearnos a Dios es directamente negarlo, imagino.
Si Dios existe no es accesible a nuestra comprension; si lo es no existe.
Se tiene fe o no pero no se le cuestiona, interpreta o razona; razonamos sobre lo que alguien nos dice que alguien dijo y que atribuye a.....

No se; Hablar de la voluntad de Dios me resulta infantil; me quedo en las interpretaciones de los hombres.
Y no entraba a la discusión; simplemente es una reflexion de vuestras reflexiones.

Dhavar dijo...

Ignacio:

Sin embargo...que el sea nihil incognitum como dicen los místicos no quita que sea la luz que funda todas las demás luces, el concepto 0 de nuestra particular CPU, por lo que al volvernos hacia él nos quedamos ciegos.
Y no podemos dejar de hacerlo, como las polillas.

Anónimo dijo...

Dios creo el tablero, creo las piezas, las blancas y las negras y ademas las reglas del juego, al buen entendedor pocas palabras...