Intro

Intro

miércoles, 16 de enero de 2008

GALLARDÓN Y LAS LEYES DEL PODER


Aunque los animales políticos puros, como Talleyrand, Fouché, etc., curiosamente nunca alcanzan el máximo poder - parece ser que hace falta algo más que el puro juego del poder para llegar a la cima del mismo-, sí que muestran con sus vidas ejemplares como ser, al menos, insumergible.

Todo devoto del juego del poder debería tener como libro de cabecera "Las 48 Leyes del Poder", de Robert Green, insuperable tratado donde se exponen las leyes axiomáticas, universales e inderogables que todo maestro en dicho juego debe conocer y respetar.

En el libro citado, para cada Ley se expone un ejemplo histórico de cumplimiento de la ley y otro de incumplimiento, con el fracaso correspondiente que tuvo lugar, un comentario a ambas y una excepción.

¿Qué nos enseña nuestra biblia política sobre el caso Gallardón? ¿Qué errores ha cometido un excelentísimo jugador como él?

Al consultar el caso con nuestro libro sapiencial, casi produce lástima. Alberto Ruiz Gallardón ha infringido al menos dos de las más básicas Leyes del juego, y ha sido fulminantemente castigado por los dioses del poder, a saber:

LEY PRIMERA: NO ECLIPSAR A NUESTROS SUPERIORES (NI INTENTARLO, CLARO)

Nicolás Fouquet era ministro de finanzas de Luis XIV en los primeros años de su reinado. Rico, brillante, guapo, poeta, amante y amado de las mujeres, el arte y la vida fastuosa, cuando murió Mazarino, Primer Ministro del Rey, y éste, en vez de nombrarle para el puesto, suprimió dicho cargo, sintió que estaba perdiendo el favor del Rey.

Para congraciarse con el monarca organizó la fiesta más espectacular que el mundo había visto nunca, con motivo del fin de las obras del Chateau de Fouquet, con el claro fin de rendir tribuo al Rey, el invitado de honor.


La más alta nobleza de Europa acudió a la fiesta, junto con las mentes más brillantes de la época.
Hubo juegos, platos extraordinarios, fuegos artificiales, representaciones teatrales, y en todo momento Fouquet acompañó al joven Rey.Todos estuvieron de acuerdo en que era la mejor fiesta que habían conocido.

A la mañana siguiente, D´Artagnan, mosquetero mayor del Rey, detuvo a Fouquet, el cual pasó el resto de su vida confinado en una prisión en los Pirineos.


LEY SEGUNDA: OCULTAR LAS INTENCIONES

En 1850, el joven diputado prusiano Otto Bismarck tenía ante sí la crucial cuestión de la unificación de los estados alemanes, y la guerra con Austria, que se oponía a cualquier intento de unificación.

El Príncipe Guillermo y el Parlamento querían la guerra, mientras que el Rey Federico Guillermo IV y sus ministros preferían calmar al poderoso vecino.


Bismarck, conocido amante de la guerra y la gloria militar, pronunció un discurso antibelicista en el Parlamento que asombró a todos.
"¡ Pobre del hombre de Estado que haga la guerra sin una razón que siga siendo válida cuando acabe la batalla!", dijo.

Y, además, alabó a Austria y defendió sus acciones.


Gracias al desconcierto creado, Bismarck ganó la votación y se paró la guerra.
El Rey, agradecido, le nombró Secretario de Estado, y pocos años después Primer Ministro de Prusia

Entonces Bismarck lanzó al Rey amante de la paz a una guerra con Austria que destruiría el antiguo imperio y establecería un poderoso Estado alemán, con Prusia a la cabeza.



Sabias y tardías lecciones para nuestro ex-jugador. Le recomiendo vivamente, en lo sucesivo, la lectura del libro reseñado.

15 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Excelente análisis de las causas de la caída al vacío de Gallardón, pienso además que se ha sentido legitimado por el apoyo que recibía de sectores de la izquierda, pero no meditó que los votantes del PP son otros.
Saludos.

Gregorio Luri dijo...

Es que para hacer de político se debería superar un examen sobre Maquiavelo. UN político que amenaza con dimitir es que nunca fue un auténtico político. "Los políticos no dimiten", repetía Tarradellas, que de esto sabía algo.

Dhavar y punto dijo...

Caballero zp:

Así es.El dilema de si Gallardón era un atractor del voto diferencial o una especie de quintacolumnista no podía seguir eternamente.

Dhavar y punto dijo...

GLuri:

Y el error no está simplemente en dimitir, sino en amenazar con hacerlo y recular 24 h. después.Como dice el adagio:"El que amenaza, suplica".

Peggy dijo...

Buen post . Gallardon es un excelente gestor , pero adolece de inmadurez política que unido a un egocentrismo personal impulsivo y no controlado , le impide ver mas allá de sus gafas .No obstante sus jugadas son de prestidigitador político , golpes de efecto y acción .Veremos por donde sale .Para Líder de una política Nacional aun le queda mucho por recorrer .Aun así , podría ser un buen ministro.

Dhavar y punto dijo...

Peggy:
Sí, yo le veo bien de Ministro de Asuntos Exteriores

Medea dijo...

Bravo Dhavar. ¿Por qué no se lo mandas al Sr. Gallardón ? El "pobre" debe necesitar algún consejo que otro consejo.

Mary White dijo...

Un terrible error es minusvalorar al de enfrente. Gallardón tiene poco de pobrecito, y aunque seguro que no se lo esperaba, esta "penita que se da a sí mismo" me suena a la Comédie Française, más que a sentimiento real. En el mismo día nos hablan de Olimpiadas madrileñas (aaaahhhhgggg!!!) y de la idea de dejar la política tras las elecciones... raro ¿no?
Genial el post, pero ¿no crees que la segunda ley es incumplida por más de uno y más de dos (la de ocultar intenciones)?
Y ¿en serio alguien se traga lo de buen gestor? El pufo que vamos a pagar los madrileños presentes y futuros por su complejo de Haussmann en París es de órdago. Yo a este tipo no le veo de Exteriores, que nos vende a la mínima a cualquiera.
Libro apuntado,gracias.

Dhavar y punto dijo...

Mary white:
Yo le veo bien en exteriores porque pinta muy bien en los saraos internacionales, es snob,sabe idiomas,tiene afición a los caballos y es un intrigante.Pero no es lo mismo ser un quintacolumnista de Prisa que vender a un país.Y, efectivamente, la partida no ha terminado.

Caco dijo...

Y Esperanza se lo ha leido? A Aznar no le habría planteado su ultimatum...
Gallardón acabará con Rosa Díez y si no, al tiempo. Aunque ahora que esta ha fichado a Alvarito Marichalar me da repelús...

Persio dijo...

A Gallardón es resultón en la política municipal, pero en las jugadas siempre se equivoca.

Dhavar y punto dijo...

Persio:

Lo que no significa que no haya que estar atentos a su próxima jugada.

Mary White dijo...

Vaya, Caco, pues yo pensaba si aceptaría compartir liderazgo con Rosa Díaz o se animaría a abanderar la delegación de Ciudadanos de Madrid como líder en solitario. Lo que no sé es si va a aguantarse sin ser el super-prota de la candidatura olímpica.
Dhavar, pensando en Moratinos, acepto Gallardón como ministro de exteriores...

Dhavar y punto dijo...

Mary white:

Ahí duele!La Política, arte de lo posible

ferzvladimir dijo...

la segunda de ley no es esa, es la tercera si no me equivoco la que expones.

http://ferzvladimir.blogspot.com/